carlitos

el "niño azul" que entrena para terminar su 1ª maratón

Archivar en la categoría “motivación”

El zen del correr / Fred Rohe

zen de correr, portada

El Zen del Correr

Fred Rohé

Photography by Dennis Anderson

Layout & Typesetting by Chris Tong

Dedicated to my friends Paul Reps and Paul Hawken

En el invierno 1969, después de aproximadamente nueve meses de carreras regulares, yo visitaba a mi amigo Reps, un escritor de libros poeticos sobre la vida (Zen Carne, Zen Huesos; Diez Modos de Meditar; Los Nuevos Usos del Instrumento Humano).
 
” Quizá deberia escribir un libro sobre running” — le dije.
” Quizá deberias esperar” — contestó.
“OK. No he ganado el derecho de escribir tal libro aún. Debería esperar unos tres años”.
 
Pero no hice. Escribí la primera versión esa tarde, allí en la isla de Hawai, delante de la ventana de Reps mirando montaña abajo hacia los verdes campos de caña de azúcar hasta el azul Pacífico, utilizando el alfeizar de la ventana como mesa.
 
Ahora es el otoño 1973 y he sido un corredor regular durante más de cuatro años. El libro ha sido aumentado por varias explosiones creativas cortas, intensas, después de unos particulares e inspiradores paseos sobre mi pista de correr favorita, la playa del océano de San Francisco. Parece que he ganado el derecho de presentar El Zen de la Carrera. Esto realmente expresa la alegría de la carrera.

zen de correr, 11

Esta experiencia es una forma recién descubierta de meditación o un camino más, para que te descubras a tí mismo, así que te sugiero que alegremente, exhultantemente, realices una carrera corta. (Corto podría ser 10 yardas ó 10 bloques – eso lo decides tú).
zen de correr, 12
Realiza tu carrera en la zona donde más aire limpio que puedas encontrar. Ve con tan poca ropa como te sea posible, para que te repongas bañado por el sol y el aire.

zen de correr, 2

 

Si hay una playa o un parque sin mucho cristal roto, corre con los pies desnudos. Esto te da un masaje en el pie que estimula todos las terminaciones nerviosas en las plantas de tus pies, que a su vez estimulan todos los órganos de tu cuerpo. Al ir con los pies desnudos también te conectas con la tierra, este contacto directo con la Gran Madre

Tierra implica que se establece un equilibrio eléctrico entre tú y el planeta.
 
En esta danza de júbilo que es tu carrera, aspira profundamente por la nariz y suelta el aire poco a poco por la boca.
 
Podrías hacer 4 pasos inspirando, y sueltas el aire en el quinto paso. La forma de contar es RITMICA – no sería de 4/1, sino 2/1 ó 5/3 – TU ritmo.
 
(Por otra parte, podrías sentir que echar el aire por la nariz te va mejor que hacerlo por la boca, si es así, hazlo de esa manera, nadie mejor que tú te puede decir lo que tienes que hacer).
zen de correr, 4

Al principio puedes jadear abruptamente con cada paso. 

¿y qué?

corre un poco más, ritmicamente como si bailaras, alegremente, disfrutando de este regalo que nos han dado y poco a poco a la par que tu carrera se alarga, tu respiración también lo hará.
zen de correr, 5
No te sobrepases, infra-pásate, no estás corriendo porque tengas prisa por llegar a alguna parte.
zen de correr, 13
 

Serás capaz de correr incansablemente si sigues esta simple regla :

corre dentro de tu respiración, no corras delante de tu respiración.
(tienes que correr para descubrir lo que esto significa)
 
Cada vez que corres creas la calidad de tu propia experiencia. Los corredores a menudo hablan de dolor, y desde luego si quieres puedes tener todo el que quieras simplemente llevándote más allá de tus propios límites cada vez que corras. Es tu decisión correr para castigarte o para disfrutar de tus sensaciones. Si como yo, eliges la última opción, cada carrera puede ser gozosa. Las palabras clave son “¡Tómalo con calma!” conviertete en corredor, gradualmente, pacientemente, relajadamente.

zen de correr, 14

Puedes ser víctima de tu imaginación si te imaginas asombrando a tu gente con tu progreso y poderío. Conocemos a este mecanismo como Ego. Llamamos a este estado Ambición. Ser Grandes Corredores no es el logro que necesitamos, es el autocontrol. Sin él, el ego nos fuerza a la ambición y el precio de ambición es el dolor. No seamos egocéntricos. Tomémoslo con calma.

Reconvertirte en corredor será un placer cuando progreses corriendo menos. La clave del método “progresar con menos” consiste en hacer menos de lo que piensas que puedes. Si piensas que puedes galopar, simplemente pasea. Si piensas que puedes correr alrededor del bloque, simplemente corre hasta la esquina.

Tienes el resto de tu vida para progresar en la carrera de larga distancia. ¿Para qué la tensión? ¿Para qué el dolor? ¿Por qué no correr relajado y tranquilo como si fuera un baile? Cuando comiences a hacerlo así verás que correr ya es suficientemente duro por si mismo sin que le añadas dureza extra por tu cuenta.

Así que podrías preguntar desde el punto de vista práctico, ¿qué distancia debería correr? Y yo te contestaría diciéndote que tú tienes la respuesta. Verás, la cuestión de la distancia es una cosa bastante relativa e individual. ¿Cuántos años tienes? ¿Cuánto miden tus piernas? ¿Cuánto pesas? ¿Con qué distancia imaginaria te sientes a gusto?.

zen de correr, 3

Como la idiosincrasia individual hace imposible generalizar sobre la distancia de modo que sea saludable para todos, es únicamente una cuestión de tiempo. ¿A qué distancia te llevan tus piernas en, digamos, 5 ó 50 minutos? Deberías correr lo bastante lejos para hacerte sentir como un dandy, si no te sientes así es que has llegado demasiado lejos.

zen de correr, 15

Podrias preguntar ¿A qué velocidad deberia correr? La velocidad, también, tiene relación con un montón de consideraciones: puede que seas bajito y pesado, puede que seas alto y delgado, puede que no hayas dejado de fumar, puede que realmente quieras ser rápido, puede que te importe un pepino.., Deberías correr lo suficientemente rápido para hacerte respirar rápido y sudar libremente. Si estás corriendo lo suficientemente rápido para jadear y sudar, es que estás corriendo demasiado rápido. (Pero por supuesto estás viviendo tuvida, así que si quieres correr contra el crono, recuerda que ese es tujuego—recuerda que tu decides la reglas a seguir).

Podrias preguntar: ¿con qué frecuencia debería correr? 

El objetivo es aumentar la fuerza y la resistencia hasta el punto de ser capaz de correr sin esfuerzo, comparado con lo que experimentaste cuando realizaste tu primera carrera. Así que corre lo que creas conveniente, lo mismo da que sea a diario o cuatro dias a la semana, ha de ser lo suficiente para aumentar y mantener la fuerza y la resistencia pero no lo bastante a menudo para que se convierta en servidumbre. Después de un tiempo corriendo regularmente te sentirás mejor corriendo que sin correr. y elegirás de forma natural la frecuencia que mejor te conviene para hacerte sentir mejor, y será bastante a menudo.

La gente me pregunta: ¿Qué debería comer un corredor? Si tu no sabes lo que deberias comer tampoco lo sé yo. Si lo supiera te haría un favor no diciéndotelo, permitiéndote la aventura independiente de que descubras lo que tienes que comer. La comida debería ayudarte a sentirte ligero, limpio, con la mente despejada y fuerte. Así que te recomendaria los simples principios que yo llamo el XYZ de la comida:

X- come comida sana e integral

Y- simplemente come, de acuerdo con tu apetito

Z- come despacio, degustando la comida y con alegria.

Aunque no deberias permitir que nadie te diga cómo correr, y nadie más que tú pueda decirte como vivir tu vida, hay un principio útil a todo aquel que corre: ¡Corre tan erguido como te sea posible!

zen de correr, 8

Visto de perfil tu espalda debería ser perpendicular con el suelo: si te curvas hacia adelante mientras corres, cuelgas el peso de tu torso sobre las piernas cuando se elevan, tu pierna adelantada actúa como una abrazadera, impidiendo que te caigas de bruces lo que hace más duro elevar la pierna para dar la siguiente zancada, frenándote y haciendo que te canses.

Corriendo erguidamente – hombros, pecho, abdomen, caderas, como en una línea de plomada – tus piernas se elevan fácilmente, y las rodillas se elevan y empujan libremente.

zen de correr, 7

Los problemas que he visto en otros libros sobre el running son dos:

1-tienen un acercamiento mecánico, diciéndonos cuán lejos correr, cuán rápido, cuán a menudo, como si todos fuéramos iguales, como una flota de sedanes de dos puertas

y 2- convirtiéndolo en una práctica mecánica se pierde el espíritu –¡No hay diversión!

Mi amigo Reps dice: “Si no es divertido no lo hagas”. Recuerda: creamos nuestro(s) mundo(s) con nuestra(s) mente(s), así que deja que tu mente diga: “corro y todos los corredores hacen este baile hermoso, cada zancada un salto a través del espacio – ¡jo! ¡qué diversión! ”

zen de correr, 17

Una vez que descubras que correr es otra forma de diversión, establecerás tu velocidad de carrera, tiempo, distancia y regularidad de acuerdo con lo que te conviene.

Convertirse en un corredor regular quiere decir que ciertas recompensas físicas comienzan a aparecer: – el músculo del corazón se refuerza, reduciendo la marcha del pulso, incrementando el potencial de longevidad, – aumenta la capacidad y elasticidad pulmonar y el aire en las fosas nasales pasa limpiamente, – el equilibrio entre la entrada y la salida se establece y se mantiene de forma natural el peso ideal, -los pies y las piernas se vuelven fuertes y firmes, – la piel y los ojos brillan con vitalidad. Pero si la danza de la carrera no es divertida, entonces descubres otra danza, porque sin diversión lo bueno que hay en correr no aparece y un sufriente corredor abandona tarde o temprano.
Te darás cuenta que tu danzante carrera no te cansa, sino que te da energía. Externamente: cómo tus músculos se refuerzan, tus pulmones se amplían y tu circulación va más rápida, más profunda. La oxigenación al inspirar y la eliminación de toxinas al espirar, se hace más cuidadosa, más completa. Además, los movimientos bruscos y fuertes de tus músculos abdominales masajean tus intestinos y los llevan a funcionar mejor, mientras que la apertura de tus poros con el flujo del sudor completa la limpieza. Y sutilmente: Al correr dentro de tu respiración, almacenas un plus de “prana”, una palabra Sánscrita que quiere decir la Energía Absoluta, el impulso vital invisible que suministra la motivación principal para cada forma de actividad.
zen de correr, 18zen de correr, 19
Puedes querer correr con un amigo o un amante, pero la carrera no es extasiante a no ser que sea embellecido por su propio paso natural. Con un compañero de carreras cuyo paso se ajuste al tuyo puedes correr paso a paso, zancada a zancada, los pies golpeando el suelo como si fuérais uno, dos respiraciones como una, balilando la unidad del ser humano.
zen de correr, 20
Puedes escapar de tus problemas tan rápido como corras.
Yo lo tomo con calma,
haciendo mi carrera más cada dia un poco más larga,

haciéndome más fuerte

poco a poco,

hasta que un dia

tan libre

me sentí
que yo ya más no fui
sino él,
y él habia ganado su fuerza
que parecía como ligereza,
y cambió su corta carrera
en una kilométrica
después cambió su larga carrera
por esta danza de pura belleza —
Experimentar la carrera como una danza, requiere una atención especial. Ten cuidado con tu cabeza: debería flotar sobre tu cuello – (fija tu mirada en un objeto; se quedará en ese nivel, no salta arriba y abajo.) Tu cuello debería estar flojo, tus hombros deberían colgar sin esfuerzo. Nota tus brazos –su movimiento debería ir pegado a tu costado, no necesitas llevar los puños fuertemente apretados, sino suavemente cerrados. Siente tus pies, del talón a los dedos, de los dedos al talón, el talón que amortigua tu vuelta a la tierra, los dedos que te elevan otra vez.
Ten en cuenta los detalles de tu carrera, porque te lleva a economizar energía, llevándote al movimiento puro– corriendo libre y despreocupado, suavemente y ligero — ¡bailando!
zen de correr, 10
zen de correr, 26
A medida que te hagas más fuerte, ganarás impulso en tu zancada, habrá dias en que tu baile te de la impresión de que vuelas porque, mira, es volar — entre cada zancada tu flotas por un instante en el aire, antes de que toques el suelo y te impulses con la siguiente zancada.
Por favor, recuerda que el objetivo de tu carrera es ser feliz, más sano y completamente tú. Considera también acompañar tu respiración con una oración (del estilo a “gracias a Dios”), o un mantra (como “Amor”), o una pregunta (como “¿quien soy?”)– o lo que quieras, es tu affair privado, respirando hacia dentro y hacia afuera en tu ritmo propio de carrera (pero recuerda que éste es tu descubrimiento).
zen de correr, 21

¿Qué quiero decir al llamar a esta forma de carrera “una nueva forma de meditación?” ¿No es meditación estar sentado en el suelo con las piernas cruzadas y los ojos cerrados?

zen de correr, 15

Quiero decir que meditación es un estado de conciencia, no una posición física. Yo corro en un estado que es meditativo, quizá incluso más que cuando estoy sentado tipo Buda.

zen de correr, 23

De la experiencia de correr meditativamente he aprendido que potencialmente mi vida entera puedo vivirla meditativamente, y me parece que debería aprender a vivirla así. Para mi esto significa que estaré más calmado, con valor, alerta, inteligente, energéticamente presente en cada momento de mi vida, hasta que la vida se me extinga.

Así que uno de los aspectos de correr meditando es la alegria consciente de correr, otro aspecto es el proceso de aprendizaje que utiliza la carrera como una metáfora para el resto de mi vida.

zen de correr, 24

Independientemente de lo que haces con tu carrera, sólo te engañas a ti mismo por empujarte, presionarte, competir. No hay ninguna norma y ninguna victoria posible excepto la alegría que vives bailando tu carrera.¡Cualquier alegría de la vida sólo se conoce en este momento — ¡ahora! Así que siente como fluye tu danza y comprende que no estás corriendo para una recompensa futura – ¡la recompensa auténtica es ahora!

En la carrera, en el correr, —- ahora — ¿por qué no empiezas ahora?

zen de correr, 25

zen de correr, 26

Justo antes de empezar a escribir esta línea me tomé el pulso, mi corazón bombeaba 48 veces por minuto. Observo el cuerpo en el que vivo y veo que es delgado y fuerte, los ojos son claros y la piel resplandece. Correr es, obviamente, un maravilloso tónico para este cuerpo. Y lo que es bueno para el cuerpo es bueno para el hombre entero. Nuestro espíritu no se separa de nuestro cuerpo del mismo modo que el agua no se separa de la corriente. El agua es la corriente.

Cierta dama de la que estuve enamorado y por la que siento un inmenso respeto, leyó lo que he escrito y dijo que es hermoso, pero, añadió que le faltaba algo. ¿Crees realmente, añadió, que siempre es agradable, siempre divertido?. No, no lo es. ¿Qué hago cuándo no me siento como cuando corro, cuando me siento como tumbado? Eso mismo hago algunas veces, me tumbo y me observo. Pero, luego, algunas veces me empujo a salir y a correr, incluso cuando el sentimiento predominante es que no tengo ganas de hacerlo. Yobservo eso sobre mi mismo, porque hay más de una cara en este grupo llamado “yo mismo”. No hay un único “yo” permanentemente, sino que hay muchos. Un “yo” quiere abandonar. Generalmente sigo corriendo porque es el camino más corto para regresar a dónde empecé. De cualquier modo, el “yo” que quería correr aparecerá pronto de nuevo.

zen de correr, 27

Hablando de mi mismo, digo, yo, o mí, o yo mismo, oscureciendo el hecho de que yo no soy uno sino muchos. Hay un lado verdaderamente significante de “mi” que ama correr, pero yo no he corrido durante semanas, diciendo sí a mis otros lados.

Mi objetivo en la vida no es correr sino estar despierto.

Ser CONSCIENTE requiere OBSERVAR — comenzando por abrirte a lo que tú eres.

zen de correr, 28

Ten por seguro que la gente es perezosa, yo también lo soy. Trato muy duramente de verme con claridad y claramente hay un lado perezoso en mí mismo. La mayoría de las veces, simplemente decido no seguir a mi lado perezoso. La herramienta que utilizo para doblegarlo es la disciplina. La disciplina es un aspecto más de nuestro yoga corriendo. (Sí, es una forma de yoga también, y el yoga siempre requiere disciplina).

Pero tu lado perezoso, no tiene por qué ser igual al mio, así que tu disciplina es tu responsabilidad de inventar. No te asustes por eso: la disciplina es buena para nosotros también.

zen de correr, 6

Todo lo que he escrito sobre correr es mi verdad, proviene de una parte importante de mí mismo, proviene de mi deseo de dar. No todo es extasiante en correr, no todo es positivo. Algunas veces correr es sufrir intencionadamente por el placer de observar. Algunas veces correr es cansarse y sufrir sin intención, porque así es la naturaleza humana. No hagamos de nuestra carrera una fantasía, hagamos que nuestra carrera sea real.

zen de correr, 9

Estoy aquí sentado recordando una carrera de hace unos días. Recuerdo que quería capturar esta esencia con estas palabras — Estoy corriendo libre y ligero, mi respiración llenándome al entrar y purificándome a la salida, completamente presente en la experiencia de este momento actual, la mente allí, en ese instante.

zen de correr, 30

Cuando corro puedo sentir mi cara llegando al éxtasis.

Así que tú también puedes.

Si te parece bien escríbeme, diciéndome lo que es bueno para ti.

zen de correr, contra

(FIN)

_________________________________________________________________
El Zen del correr, de Fred Rohe, publicado en 1974, editado por Integral en España en 1987
Traducción de Letrapi / corriendoatodocorrer
_________________________________________________________________
The zen of running (click para descargar el pdf en inglés)
 
Anuncios

aforismos maratonianos (12enero2013)

Corredores con zapatillas en accion

Tomemos en consideración las palabras del doctor Daniel Lieberman, profesor de antropología biológica en la Universidad de Harvard:

“Muchas de las lesiones de pie y de rodilla que padecemos actualmente están causadas, realmente, por el uso de zapatillas deportivas que en realidad hacen más débiles nuestros pies y hacen que realicemos un movimiento de pronación excesivo, lo que termina produciendo problemas de rodilla. Hasta 1972, cuando la zapatilla moderna fue inventada por Nike, la gente corría con un calzado con una suela muy fina, tenía pies más resistentes y una incidencia de lesiones de rodilla mucho menor”.

¿Y el coste de esas lesiones? Dolencias fatales en proporciones de epidemia. ” Los seres humanos en realidad necesitan obligatoriamente hacer ejercicio aeróbico para mantenerse saludables, y yo creo que esto tiene raíces profundas en nuestra historia evolutiva -dice el doctor Lieberman-. Si existe una bala mágica para mantenerse saludable es correr”.

¿Bala mágica? La última vez que un científico con las credenciales del doctor Lieberman usó ese término, acababa de descubrir la penicilina. El doctor Lieberman lo sabía, y hablaba en serio. Si no existieran las zapatillas de correr, estaba diciendo,  más gente correría. Si corriera más gente, menos gente moriría de afecciones cardiacas degenerativas, paros cardíacos repentinos, hipertensión, arterias obstruidas, diabetes y la mayoría de las dolencias mortales que azotan al mundo occidental.

sacado del libro “Nacidos para correr” de Christopher McDougall

nacidos para correr / Christopher MacDougall

portada del libro

DATOS DEL LIBRO

  • Autor: Christopher MacDougall
  • Título: Nacidos para correr
  • Nº de páginas: 400 págs.
  • Editorial: Debate
  • Lengua: Castellano
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788483069479
  • Año edicón: 2011
  • Plaza de edición: Barcelona

SINOPSIS

En busca de una respuesta, Christopher MacDougall se encuentra con la tribu de los mejores corredores de larga distancia del mundo. Aislados por el terreno más abrupto de América del Norte, los misteriosos tarahumaras de las barrancas del cobre en México son los guardianes de un arte perdido. Durante siglos han seguido técnicas que les permiten correr cientosde kilómetros sin descanso y perseguir desde un ciervo hasta un maratoniano olímpico y disfrutar de ello. Con ingenio y sabiduría, MacDougall va de los laboratorios más avanzados de Harvard a los valles soleados y los picos nevados donde cada vez más corredores empujan hasta el límite sus cuerpos. El secreto de la felicidad está a tus pies.

No se trata de ganar

aforismo maratoniano (10diciembre2012)

zapatillas running

Muchos corredores no se dan cuenta de que los limites de su carrera siempre estarán relacionados con la parte más debil de su cuerpo.

Motivación para la vida

Esos locos que corren

aforismo maratoniano (02diciembre2012)

El ego siempre tiene problemas con cualquier declive.

aforismo maratoniano (26noviembre 2012)

Correr exige pensar

aforismo maratoniano (03febrero2012)

 

La mayoría de la gente pasa su vida sin probar jamas sus limites físicos o sin vivir la enriquecedora experiencia de ampliarlos.

Navegador de artículos